¿Tanta estatuilla para esto?: las peores ganadoras del Oscar a la Mejor Película (según Cinemanía)

Hay años que ganan películas que a una no le gustan, o le han dado igual. Y después, hay años desastrosos.

La revista CINEMANÍA publica un reportaje sobre las que son las peores ganodoras, según la redacción, del oscar a la Mejor Película. Se puede consultar AQUÍ.

Año 1998: Shakespeare In Love

Ese año estaban nominadas… Elizabeth, La vida es bella, Salvar al soldado Ryan y La delgada línea roja. 

Sinceramente, creo que ganó la peor del quinteto. Cualquier otra me hubiera parecido más acertada, aunque aún recuerdo como me aburrí en La Delgada Línea Roja. Spielberg ganó su segundo oscar como director, y suyo debería haber sido el triunfo final.

 

Año 1976: Rocky 

Ese año estaban nominadas… Todos los hombres del presidente, Camino a la gloria, Taxi Driver y Network. 

No he visto “Camino a la Gloria”, y Network se merece una revisión urgente, pero sea como sea, que Rocky le ganara a Taxi Driver y a Todos los hombres del Presidente, me provoca indigestiones cada vez que se comenta el tema.

 

Año  2008: Slumdog Millionaire

Ese año estaban nominadas… El curioso caso de Benjamin Button, El desafío: Frost contra Nixon, Mi nombre es Harvey Milk y El lector. 

Tiene tela que Slumdog se colara por delante de El Caballero Oscuro entre las cinco nominadas. Pero más tela tiene aún que se llevara el premio gordo, el del director… Y así hasta ocho, uno más que  Schindler’s List, por ejemplo. Otro año en el que ganó la peor de las candidatas. Dejando de lado a Daldry (por El lector) y Van Sant (por Milk), Boyle se llevó por delante a Ron Howard, que presentaba su mejor película hasta el momento, y a Fincher (a quien, por fin, la Academia comenzaba a hacer caso).

Y si bien Película y Director me parecieron cuando menos discutibles, que Desplat no ganara por su hermosísima partitura para  El Curioso Caso de Benjamin Button me sigue pareciendo un caso digno de Iker Jiménez y sus fenómenos paranormales.

Año  2002:  Chicago

Ese año estaban nominadas… Gangs Of New York, Las horas, El Señor de los anillos: Las dos torres y El pianista. 

O como un película con el Mejor Director, Mejor Guión y Mejor Actor no es la Mejor del año. Chicago le robó la cartera a El Pianista, de manera similar al Shakespeare/Ryan del 98. Años en los que una promete que es el último que seguirá los oscars, aunque el año siguiente vuelve a estar ahí presta a sufrir una nueva indignación.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s